domingo, 15 de enero de 2012

Mariposas en la Oscuridad



Y ahora qué hago con este dulce aroma en mi piel...
Ese que me lleva a lo más alto en el cielo...
y que luego me deja caer
y cómo podría acallar lo que tímidamente aparece ante ti, ante mí,
cómo librarnos de éstas cárceles que no nos dejan vivir,
y qué si por una vez te dejas llevar, tal vez podrías volar,
tal vez podríamos juntos volar
como mariposas en la oscuridad
y dejar atrás aquellas cadenas de cristal
pero tú que pareces impenetrable, temes ver
nuevos atardeceres, nuevos amaneceres
En tu piel y en mi piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada